Volar

Portada de Volar

Sinopsis de Volar



Henry D. Thoreau nació y murió en Concord (Massachusetts). Fabricó lapiceros, midió fincas, navegó ríos, mareó caminos, contempló nubes, buscó, se pensó, nos escribió. Vivió del doce de julio de mil ochocientos diecisiete al seis de mayo de mil ochocientos sesenta y dos. Tuvo en su biblioteca más libros escritos por él que por otros. Apenas publicó en vida, mas nos dejó un legado escrito inacabable. Thoreau nos invitó a caminar, a contemplar, a meditar, a redactar. Ahora además, nos invita a volar y cantar. Y a mirar las aves, por el hecho de que las aves son la mejor puerta de entrada a la naturaleza. * La presente edición ha sido efectuada por A. Casado da Rocha y José I. Foronda, y traducida por E. Jordá.