Una palabra tuya (2015)

Portada de Una palabra tuya  (2015)

Sinopsis de Una palabra tuya (2015)



En mil novecientos cuarenta y seis, tras 5 años en prisión –primero en un campo de concentración nacionalsocialista como preso de guerra soviético, después como deportado (y falsamente acusado de traición) en el gulag ruso del Ártico–, Lev Mishchenko, de veintinueve años, recibe inopinadamente una carta de Sveta, su amada, sobre quien mantenía pocas esperanzas de que prosiguiera viva… Separados a lo largo de 14 años, continuaron fieles el uno al otro y nos legaron la más excepcional historia amorosa del siglo xx: un sorprendente monumento al amor: más de mil quinientos cartas entre los dos escritas mientras que Lev luchaba por subsistir en uno de los campos de trabajo más viles de Stalin. Mandadas dentro y fuera del campo, a ocultas, por trabajadores y oficiales, estas cartas, bellas y sorprendentemente no censuradas, son de una excepcional inmediatez y nos dejan descubrir el planeta interior de 2 personas pasmosas. Las cartas de Svetlana son un testamento de la perseverancia y la esperanza, aun en el obscuro planeta del Moscú de posguerra. Las de Lev, escritas con mucho cuidado y ternura, son desgarradoras, en un intento de sosegar a Svetlana y, por su parte, con el deseo de crear un recuerdo indeleble de las horribles condiciones en las que vivía. Cada uno de ellos de sus escritos podía haber sido el último… Orlando Figes relata la historia de Lev y Sveta con increíble precisión y delicadez, reconstruyendo brillantemente el panorama en el que sus narraciones se despliegan. Nuestro conocimiento histórico se aguza con estas cartas, el único documento escrito real conocido a lo largo del gulag de Stalin, mas, además, y sobre todo, nos sentimos maravillados por la historia de una pareja que, arrastrada por los sucesos, sostienen su amor vivo a pesar de la distancia, el tiempo y las circunstancias. Como este alucinante libro muestra, aun en los peores tiempos y instantes, el amor, el compromiso y la esperanza pueden triunfar…