Todo lo que debe saber sobre el antiguo egipto

Portada de Todo lo que debe saber sobre el antiguo egipto

Sinopsis de Todo lo que debe saber sobre el antiguo egipto



“Todo lo que debe saber sobre el Viejo Egipto es una apuesta segura para todo el que desee empezar a entender aquel viejo imperio o bien para la persona que desee consolidar conocimientos ya pretéritos y dejarse embaucar por una cultura milenaria que todavía el día de hoy en día esta en vigencia, por muchos siglos que hayan pasado.”
(Weblog Historia con minúsculas)

“Todo lo que debe saber sobre el Viejo Egipto se presenta como una historia completa de la excepcional civilización del Nilo, desde sus orígenes, logros y conquistas hasta sus mitos y hechos más insólitos.”
(Diario La Voz de Galicia)

Pionera en la arquitectura, la astronomía, la matemática, la medicina, la farmacopea y con un credo que ha sido copiado por infinidad de religiones, incluyendo el cristianismo:
la excepcional civilización del Nilo se resiste aún a revelarnos infinidad de secretos.

La formación del Viejo Egipto no estuvo exenta de atroces batallas y ritos salvajes, no obstante, fue una civilización vanguardista que a día de el día de hoy prosigue maravillando a millones de personas en el planeta. Todo cuanto debe saber sobre el Viejo Egipto nos trae la historia de las XXXI Dinastías, de sus construcciones, de sus ritos, de su evolución política y de sus guerras de una manera alcanzable a cualquier lector, así sea especializado o bien lego, y en un estilo ágil y jovial. Mas además nos descubre la epopeya que supuso el descubrimiento de esta civilización y las diferentes excavaciones de tumbas desde Belzoni hasta el año dos mil ocho.

Luis González nos especifica los enfrentamientos entre familias y castas y la pelea por el control del pueblo entre la nobleza y el clero que se suceden en la formación de Egipto. Mas vamos a conocer también la intensa tarea de el rey Menes que dará inicio a las dinastías, creará el primer sistema teológico de la historia y unificará los 2 reinos de Egipto, el sistema de escritura, la clase administrativa y el código de leyes; también asistiremos al periodo de esplendor, incomparable, que se vivió en la IV Dinastía de la mano de Djeser Netherijet, el primer gobernante que deja de ser un mediador entre la divinidad y el pueblo para transformarse él mismo en carne de Dios, y del inmortalizado Imhotep, un titán de la sabiduría; vamos a ver la majestuosidad de las construcciones de Ramsés II que pretende devolver la luz a Egipto tras la fuerte crisis del año mil antes de Cristo y por último vamos a ver la decadencia de los llamados Periodos Intermedios, la fuerte crisis económica tras la muerte de Tut-Anj-Amón, la atrocidad bajo el dominio de los persas y las intrigas políticas de la saga de los ptolomeos y el suicidio de Cleopatra en el año treinta.

Razones para adquirir la obra:

– La obra es un compendio valioso y estructurado de una inmensa bibliografía sobre Egipto, mas además el creador nos la presenta con un lenguaje alcanzable y próximo al lector no especializado.

– No sólo presenta la historia de todas y cada una de las dinastías hasta el momento en que Egipto se transforma en provincia romana, sino presenta también la historia de las excavaciones arqueológicas que nos han descubierto ese legado.

– Incluye teorías que han sido, por un motivo o bien otro omitidas de los tratados de egiptología, como la transcripción textual de una parte del credo egipcio al credo cristiano.

– La obra está infestada de curiosidades y anécdotas que agilizan la lectura y hacen que el libro vaya más allá de una aburrida enumeración de reyes y batallas.

La cultura egipcia está infestada de misterios que se resiste a descubrir, como la propia construcción de las pirámides, abundantes especialistas estiman que en el S. XXI, con los medios de que se disponen sería imposible edificar una pirámide como la de Kéops. Esta obra presenta una detallada descripción de ese Egipto que maravilla aún a la humanidad y nos da las herramientas con las que abrirnos paso entre esos misterios.