Tarde o temprano:

Portada de Tarde o temprano:

Sinopsis de Tarde o temprano:



Tarde o bien temprano recoge los catorce poemarios publicados por el creador durante más de cincuenta años dedicados a la poesía. Desde el primer libro, Los elementos de la noche (mil novecientos cincuenta y ocho-mil novecientos sesenta y dos), en el que se perciben ecos del simbolismo, hasta los poemas en prosa del más reciente, La edad de las tinieblas (dos mil nueve), el versista recorre un largo paseo en el que va desprendiéndose de lo accesorio en busca de una mayor pureza y originalidad, un recorrido en el que sin duda el tercer libro, No me preguntes cómo pasa el tiempo (1964-mil novecientos sesenta y ocho), marca un punto de inflexión no sólo por su desnudez y su apertura a lo coloquial, sino también por su carga social y moral. La perduración del momento, la meditación sobre el pasado y el fluir del tiempo, la preocupación por el sufrimiento, el testimonio de la frágil historia personal enfrentada a la terrible Gran Historia, se expresan durante su obra con un estilo conversacional y antirretórico en ocasiones, pero también en monólogos dramáticos o epigramas, en invectivas satíricas o bien elegías por un mundo que desaparece, en haikús o bien en largos poemas narrativos. En todas esas formas brilla un versista excepcional. Como dijo Carlos Monsiváis de él,«en su poesía Pacheco ajusta sus dones melancólicos, su fatalismo que es resistencia al autoengaño, su fijación del lugar de la crueldad en el planeta, su poderío aforístico, su amor por el sonido del idioma… Pacheco no duda: lo que le importa es el diálogo entre autores y lectores, la actitud democrática del yo poético».