Prepárense para perder

Sinopsis de Prepárense para perder



Cuando en mayo de dos mil diez el club más poderoso del planeta contrató al adiestrador más conocido, el fútbol español vivía su auge histórico. España jamás había contado con tantos y tan buenos jugadores y adiestradores. Salvo por la brecha económica, el deporte parecía atravesar un instante de dicha.

Bajo la sosegada superficie de esas aguas, no obstante, fluía un violento deseo de desquite. El enfrentamiento avanzaba sigiloso cara una crisis sin precedentes, hasta el momento en que al fin se generó un estallido de interrogantes de difícil contestación cuyo protagonista se encargó de obscurecer en el límite de la parodia: ‘¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué?…’

La contratación de José Mourinho por el Real la capital española desató una cadena de reacciones que cambiaría la substancia misma de todos y cada uno de los elementos en juego. Cuando en mayo de dos mil trece el presidente madridista Florentino Pérez anunció la rescisión del contrato con el mánager, el club más poderoso asemejaba un ejército agotado en la mitad del desierto; su archirrival, el Barça, luchaba por reinventarse, y el propio Mourinho, borroneado y avejentado, admitía su descalabro.