Por qué la crisis no acabará nunca

Portada de Por qué la crisis no acabará nunca

Sinopsis de Por qué la crisis no acabará nunca



En este libro te explicamos que está pasando con la producción de energía global, que relación tiene ésta con la presente situación asociado-económica mundial y que nos espera en el futuro si no hacemos nada. ¿Se acaba el petróleo? Sí [1]. ¿Cuándo? Pronto, de hecho, ya ha empezado a agotarse. ¿Y cómo afecta a la crisis que estamos viviendo? Si hay crisis de petróleo, ¡la crisis económica seguirá! ¿Por qué? Porque nuestro sistema de desarrollo se basa prcticamente completamente en el petróleo. Si éste escasea o aumenta su precio, nuestro desarrollo se resiente. Lo explicamos: la causa primera del crecimiento económico, el motor que mueve nuestra economía, es la energía [2]. A fin de que la economía crezca lo debe hacer también el consumo de energía y, por lo tanto, su producción. Si la producción de energía, la mayora de la que viene de los combustibles fósiles y del petróleo, no crece sino está atascada o bien empieza a decrecer, la economía entra en recesión. Los efectos de esta recesión es lo que llamamos ‘crisis’.