Paesa: el espía de las mil caras (2016)

Portada de Paesa: el espía de las mil caras  (2016)

Sinopsis de Paesa: el espía de las mil caras (2016)



La emocionante y enigmática vida de Francisco Paesa, uno de los espías más legendarios de las últimas décadas, escrita por el cronista que le cazó en París.

Cuando el dos de julio de mil novecientos noventa y ocho salió publicada en la prensa la necrológica de Francisco Paesa, fallecido en Tailandia, muchos respiraron. Al fin desaparecía del mapa el espía que, entre otras muchas cosas, había negociado la entrega de Luis Roldán al gobierno español en el conocido caso de los papeles de Laos.

Sin embargo, aquel fallecido estaba vivo. Aquella necrológica no era más que la penúltima jugada del espía español más esencial de las últimas décadas. No tenía licencia para asesinar como James Bond, mas vivió con la opulencia de 007: tomando champán Dom Perignon y acompañado de preciosas mujeres. No era un personaje de ficción, mas se comportaba como los héroes de las novelas de John Le Carré.

Siempre con una causa judicial pendiente, siempre y en toda circunstancia con la policía pisándole los talones, Paesa ha vivido al borde de la legalidad una existencia trepidante: estafador del presidente ecuatoguineano en mil novecientos sesenta y ocho, traficante de armas internacional, vendedor de misiles a ETA -que acaba con la célebre Operación Sokoa-, intermediario en el caso GAL intercediendo a una testigo protegida por Garzón, agente secreto del Ministerio del Interior en los años más obscuro del felipismo.

Una historia vibrante que ha inspirado la última película de Alberto Rodríguez, directivo de La isla mínima.