Moby-duck

Portada de Moby-duck

Sinopsis de Moby-duck



El 10 de enero de 1992 una tormenta sorprendió a un carguero que cruzaba el Pacífico desde Hong Kong hasta Washington. 12 contenedores cayeron al mar. Uno de ellos se abrió y liberó 28.800 bolsitas de juguetes de plástico al mar. Miles de animales de goma, entre aquéllos que se hallaban patitos amarillos, ranas verdes, castores colorados y tortugas azules, navegaron por las corrientes oceánicas hasta naufragar, ser presa de los animales marinos o bien quedar encallados en playas inexploradas. El cronista Donovan Hohn leyó la nueva y decidió proseguir el indicio a los juguetes de plástico. Este hecho, de entrada anecdótico, se convirtió en una aventura accidentada que lo llevó hasta China, Alaska, Hawai, Escocia y el Ártico, lugares en los que fue testigo del complejo entramado de las compañías marítimas, de la minuciosidad del trabajo de los oceanógrafos, de los riesgos de los marineros disidentes y del oscuro planeta de las fábricas de juguetes chinas. Moby-Duck es un viaje vibrante a las profundidades del océano entretenido y curioso. Un recorrido científico, mítico, con moraleja ecologista, que se lee como una novela.