Mil novecientos ochenta y cuatro (2013)

Portada de Mil novecientos ochenta y cuatro  (2013)

Sinopsis de Mil novecientos ochenta y cuatro (2013)



«No creo que la sociedad que he descrito en mil novecientos ochenta y cuatro necesariamente llegue a ser una realidad, mas sí creo que puede llegar a existir algo parecido», escribía Orwell después de publicar su novela. Corría el año mil novecientos cuarenta y ocho, y la realidad se ha encargado de transformar esa pieza -entonces de ciencia ficción- en un manifiesto de la realidad.

En el año mil novecientos ochenta y cuatro Londres es una urbe lúgubre en la que la Policía del Pensamiento controla de forma agobiante la vida de los ciudadanos. Winston Smith es un peón de este engranaje malvado y su cometido es reescribir la historia para amoldarla a lo que el Partido considera la versión oficial de los hechos. Hasta el momento en que decide reconsiderarse la verdad del sistema que los rige y somete.

La crítica ha dicho…
«Aquí ya no estamos solo frente a lo que frecuentemente reconocemos como “literatura” y también identificamos con la buena escritura. Aquí estamos, repito, ante energía soñadora. Y no todas y cada una de las visiones se refieren al futuro, o bien al Más Allá.»
Umberto Eco

«Entre mis libros preferidos, lo leo una y otra vez.»
Margaret Atwood

«No es difícil meditar que Orwell, en mil novecientos ochenta y cuatro, estuviese imaginando un futuro para la generación de su hijo, un planeta del que deseaba prevenirles.»
Thomas Pynchon

«La libertad es una obligación tan dolorosa que siempre y en todo momento habrá quien prefiera rendirse. La virtud de libros como mil novecientos ochenta y cuatro es su capacidad para recordarnos que la libertad de los humanos responsables no es igual a la de los animales.»
Anthony Burgess

«Desde El proceso de Kafka ninguna obra fantástica ha alcanzado el horror lógico de mil novecientos ochenta y cuatro.»
Arthur Koestler

«Un libro magnífico y de manera profunda interesante.»
Aldous Huxley