Miguel de cervantes: la conquista de la ironía

Portada de Miguel de cervantes: la conquista de la ironía

Sinopsis de Miguel de cervantes: la conquista de la ironía



En el año Cervantes Taurus publica Miguel de Cervantes. La conquista de la ironía, un libro llamado a convertirse en la nueva biografía de referencia de nuestro autor más universal.

Esta biografía aspira a desposeer a Cervantes de los cuatrocientos años de historia que le han caído encima para acercarnos a su dimensión humana y sentimental, a su condición de firme hombre de armas e inacabable hombre de letras, al escritor único y a su vitalidad arrebatada, a su defensa de la mujer y a su afán por comprender la existencia como absolutamente nadie la había entendido hasta entonces: en la encrucijada moderna de la ironía. Esa ha acabado siendo su mejor intimidad.

Ni desvalido ni destinado, Cervantes logró escapar de su tiempo para plantarse en el centro del nuestro pues solo los clásicos viven como auténticos modernos. Pero ninguno lo es tanto como Cervantes en el Quijote, cuando ya la edad le encorva la espalda, sigue entera la alegría y nada le amarga el ánimo. La ironía y el ideal se dan la mano por primera vez en una novela imposible en su tiempo y tan excelente el da de hoy como entonces. Ciertas razones para ese sortilegio están en esta biografía escrita con impulso narrativo, a pie de calle, fidedigna y renovadora.

Se cumplen 400 años del fallecimiento de Cervantes, conmemoración clave de dos mil dieciseis en España. Después del aniversario, en 2005, de la publicación de El Quijote, en 2016 las celebraciones se centrarán en torno a la figura del escritor. Es el instante idóneo para esta biografía renovadora, que realmente se centra en retratar a Cervantes como hombre y como escritor.

La crítica ha dicho sobre J. G. y su obra…
«El historiador literario peninsular más importante de su generación.»
Christopher Rodríguez Michael, Letras Libres

«Ha hecho realmente bien Jordi Gracia rastreando como un sabueso toda la trayectoria de los artículos de Ortega y Gasset; es la más segura manera de acercarse a su amedrentad de pensador y de escritor, de averiguar cómo discurría en él su vocación de filósofo y de escritor.»
Mario Vargas Llosa (sobre José O. y Gasset)

«Nosotros podemos pensar contra O., quizá aun debemos hacerlo; pero no podemos pensar sin O., porque, cuando menos en español, no se puede vivir sin O.. Sin el Ortega que nos devuelve Gracia, por lo menos: un Ortega sin orteguianos ni ortegajos.»
Javier Cercas (sobre José Ortega y Gasset)