La patera cósmica

Portada de La patera cósmica

Sinopsis de La patera cósmica



“Impresionante relato, de lo más emocionante que he leído últimamente!” JM

“Me quito el sombrero. Muy bueno.” Jon Sáenz

“Me ha impresionado. Enhorabuena por tu relato. Si todo cuanto escribes lo haces con exactamente la misma pasión y buen hacer, te sugiero que escribas, por favor. Puedes mudar el mundo y eludir que nuestra patera se hunda sin antdoto.” Astrolfo

“Excelente relato.Gracias por no perder la confianza en el humano pese al egoísmo que nos circunda.Sigue escribiendo!! está sociedad precisa gritos de esperanza!” Fel

“Hermosa redacción, trasunta humanidad. Me puso los pelos de punta por instantes, por las reflexiones a las que invita. Seguí escribiendo así y transmitiendo tus ideas e ideales” Gaby

“Enhorabuena, Víctor. Excelente de principio a fin.” A.

“Gracias, gracias, gracias, me gustaría redactar algo más complejo pero debo seguir bogando. Gracias, una maravilla.” P. Hocevar

“Joder, que al leer sobre musa y como terminas con el último párrafo, casi solto la lágrima. Esto es de lo mejor que he leído.” D. Arquieta

Opiniones sobre La patera cósmica (http://naukas.com/2012/07/19/la-patera-cosmica/#comments). El relato que se presenta aquí es una revisión y ampliación del original, publicado en la web Naukas en 2012. Además, va acompañado por un texto absolutamente inédito titulado Bienvenidos al optimismo.

La expedición que emprendió Shackleton a la Antártida en 1914 quedó atrapada en el hielo y todos y cada uno de los hombres que la componían debieron combatir infatigablemente para subsistir. ¿Consiguieron regresar a sus hogares? ¿Lograron superar todos los riesgos que les acechaban? Los desafos a los que tuvieron que enfrentarse aquellos náufragos son parecidos a los que debemos encararnos el da de hoy en día todos, la Humanidad entera. ¿Conseguiremos superarlos? ¿Conseguirá sobrevivir la Humanidad? La expedición de Shackleton no pudo permitirse el lujo de que ninguno de sus miembros holgazaneara, se rindiese, no contribuyese a la lucha por la supervivencia. ¿Puede permitirse la Humanidad la pérdida de la fuerza de trabajo y de la inventiva de miles de personas que intentan llegar cada año a la tierra prometida y mueren ahogados, o bien de apetito o desaparecen, o llegan a sus destinos y no encuentran acomodo y son rechazados y regresan hundidos?

Una versión reducida de esta obra se publicó en dos mil doce en la web Naukas.com. La que se presenta aquí ahora es una versión ampliada y revisada. Se añade, además, un texto inédito del mismo autor titulado "Bienvenido al optimismo", sobre los ciclos biogeoquímicos, que comienza con las prximas palabras: “La mayoría de personas piensan que su cuerpo termina donde termina su piel. Qué equivocadas están. Deberían conocer el ciclo del nitrógeno, el del fósforo o bien el del agua, por poner sólo tres ejemplos. Quizá entonces comprenderían que su cuerpo es el planeta entero y que su supervivencia depende tanto de la salud de su hígado como de la salud de otros seres vivos.”