La década mágica

Portada de La década mágica

Sinopsis de La década mágica



Libro de 400 páginas y setenta fotografías, en el que Paco Costas cuenta 25 años de sus experiencias como cronista en la Fórmula 1. Desde Nuvolari, Varzi, y Caracciola, en los años treinta… Fangio, Stirling Moss, Jim Clark, Jackie Stewart… en los cincuenta y sesenta; Petersen, Scheckter, Lauda, Hunt, Andretti… en los setenta; hasta mil novecientos noventa y cuatro, año en el que Ayrton Senna encontró la muerte en un trágico accidente, en el circuito de Imola, el creador hace un recorrido completo por lo sucedido en todos estos años.

Cómo se llega, cuales son los intereses que se mueven en este deporte; cómo son las relaciones entre los pilotos y los propietarios de los equipos; cual es el papel de la prensa; y, sobre todo, como fue la rivalidad y la historia amorosa y odio que, a fuerza de ser tan iguales en la búsqueda de la perfección, mantuvieron Alain Prost y Ayrton Senna a lo largo de esa década mágica que comienza en mil novecientos ochenta y cuatro y acaba con la muerte del piloto brasileño en el Gran Premio de San Marino en la primavera de 1994.

Si quiere el libro dedicado, indíquelo en el pedido.

A continuación verá la introducción al libro:

“…La vida podría valorarse por

la cantidad de veces que algo

te ha impresionado…”

Sohichiro Honda

Mil millones de espectadores de televisión de todo el planeta lo vieron entre el horror y la incredulidad: El Williams de Ayrton Senna inicia la trayectoria de la curva del “Tamburello”, repentinamente hace un brusco giro cara la derecha y sale disparado para chocar con el muro que flanquea aquella parte el circuito. El impacto es brutal, el monoplaza rebota marcha atrás en la dirección de la pista y se detiene entre una nube de polvo. El casco de Senna semeja que se mueve un momento y la idea de que el piloto se encuentra bajo el efecto de una pasajera conmoción, da paso a una pasajera esperanza. Pero no es así. Pronto, su cuerpo tendido en el suelo y oculto por los médicos que le asisten, la presencia de la ambulancia y los vehículos de socorro, dejan intuir la gravedad del instante. Al cabo de unos instantes, el doctor Sidney Watkins comunica con los boxes a través de la radio y anuncia: “It`s his head” (ha sido su cabeza).

El mensaje crea confusión y la nueva recorre el circuito por entender los receptores del mensaje que lo que el doctor Watkins había transmitido era: “he is dead"(est muerto). Y en cierta forma era verdad; Senna estaba ya clínicamente fallecido. Una pieza metálica que al parecer salió despedida de la suspensión delantera del Williams, había impactado en el casco atravesándolo frontalmente y ocasionando heridas irreversibles en su cabeza. Cuando se gener el accidente eran las 14:17 del día 1 de mayo de 1994, en el circuito italiano de Ímola. A las 18,40, en el Hospital Maggiore de Módena, el piloto dejó oficialmente de existir. Con su muerte, seguramente la más sentida desde el momento en que en 1982 -en el circuito belga de Zolder- otro trágico accidente segara la vida del piloto canadiense Gilles Villeneuve, terminaba un período de diez años, una década mágica en la que, en mi opinión, la Fórmula 1 alcanzó niveles de pasión y belleza probablemente jamás alcanzados hasta entonces. Yo les seguí paso a paso, año tras año, y por este motivo me considero un testigo agraciado. Este libro es el relato de aquel viaje, azaroso unas veces, duro muchas veces, mas siempre y en toda circunstancia gratificante y bello para quién, como yo, ama las competiciones.