La conservación preventiva durante la exposición de fotografía

Portada de La conservación preventiva durante la exposición de fotografía

Sinopsis de La conservación preventiva durante la exposición de fotografía



Desde su invención, los usos de las imágenes fotográficas se han multiplicado de forma pasmosa, llegando a ocupar en nuestros das un sitio relevante que los predecesores que la vieron nacer jamás imaginaron. En tal sentido, consiguieron de forma gradual fracturar el esquema de origen y migrar del registro personal a la memoria colectiva, pasando de forma ineludible de los cajones privados a los espacios públicos. Las imágenes, por consiguiente, se han vuelto omnipresentes y alcanzables, provocando una acelerada expansión cara un sinnúmero de espacios en la vida actual. En consecuencia, su difusión ha recorrido el da de hoy de los grandes museos de arte y galerías prestigiadas a los vestíbulos y cafés, que son indudablemente espacios cotidianos que las han dotado de una mayor presencia. La flexibilización experimentada en los espacios de exposición, sumada a la identificación del espectador con las imágenes, ha favorecido y promovido con éxito la difusión, que ha crecido, insistimos, de forma exponencial en los últimos años. No obstante, a lo largo de la exposición y empleo de las imágenes fotográficas brota un inconveniente derivado de su manejo, que implica una responsabilidad mayor que está ligada necesariamente a la conservación. Así, el conocimiento sobre los materiales constitutivos y la técnica de manufactura de nuestro patrimonio fotográfico se vuelve indispensable para entender su deterioro y determinar las condiciones más convenientes para su conservación. En tal sentido, el presente manual pretende ser una herramienta de fácil comprensión técnica y de tratamiento de la fotografía en sus diferentes etapas de consolidación para todas y cada una aquellas personas que, por razones diferentes, se vean implicadas en la exhibición y conservación de los materiales fotográficos.