La chica del grupo (2015)

Portada de La chica del grupo (2015)

Sinopsis de La chica del grupo (2015)



Kim Gordon dio a luz a principios de los ochenta, así como el que sería su marido, Thurston Moore, y el guitarrista Lee Ranaldo, a uno de los conjuntos más renovadores, influyentes y prolíficos de la escena musical independiente de Norteamérica, Sonic Youth. «La chavala del grupo» es el relato en primera persona de uno de los grandes iconos femeninos del rock, una mujer que, como Patti Smith, Janis Joplin o bien Marianne Faithfull, supo localizar su sitio en un planeta esencialmente masculino y, de forma frecuente, sexista. Dotada de un singular talento y también inquietud para lo creativo desde su temprana juventud, Kim Gordon relata en estas emocionantes memorias el devenir de una vida dedicada a la música, al arte —su obra artística, entre la pintura y la instalación, ha sido expuesta en relevantes galerías—, la moda —fue una de las autoras de la marca X-Girl— y, en menor medida, la interpretación —ha trabajado como actriz a las órdenes de directivos como Gus Van Sant, Olivier Assayas o bien Todd Haynes—, mas también su fecunda historia amorosa con Thurston Moore. No obstante, la que fuera una de las parejas del rock más longevas y creativas se disolvió tras 27 años de matrimonio, poniendo también punto y final a la trayectoria de un conjunto que marcó un ya antes y un después en la música opción alternativa de los ochenta y los noventa. Gordon narra con una sofocación aún latente cuando descubrió que su marido la engañaba con otra mujer y cómo, después de una retahíla de engaños y patrañas, decidió separarse de él claramente. Kim Gordon también recuerda la electrificante escena musical y artística de la ciudad de Nueva York y ciertas canciones más festejadas y perdurables de Sonic Youth como «Death Valley ’69», «Schizophrenia» o bien «Kool Thing», y recuerda con singular cariño su cálida amistad con Kurt Cobain, el líder de Nirvana. «La chavala del grupo» explora de forma inteligente y crítica el punto de vista de una mujer que supo abrirse paso en un planeta donde aún el día de hoy predomina la testosterona, así como también las contrariedades que conlleva traer una hija al planeta, conciliar la maternidad con las demandas de la vida del rock y el arte, y la necesidad de hallar un espacio propio donde dar brida suelta a la libertad creativa.