José tomás en nimes. la hazaña de un hombre, un sueño cumplido (2013)

Portada de José tomás en nimes. la hazaña de un hombre, un sueño cumplido  (2013)

Sinopsis de José tomás en nimes. la hazaña de un hombre, un sueño cumplido (2013)



Desde G arcía Lorca , en el imaginario colectivo todas y cada una de las corridas se festejan a las 5 de la tarde, sea como sea la hora a la que están anunciadas. Desde el dieciseis de septiembre de dos mil doce, para los apasionados el toreo será siempre y en toda circunstancia un rito matinal, una celebración que empieza un poco antes de la hora del Ángelus, del mediodía, pues fue precisamente media hora ya antes del mediodía cuando comenzó el milagro. Para los que estuvimos allí, los toros estarán siempre y en todo momento asociados a la mañana de un día brillante de vendimia. Y es que José Tomás dejó escrita la data del dieciseis de septiembre de dos mil doce como un jalón en la historia de la tauromaquia. La emoción que vivimos quienes estuvimos en Nimes no es explicable desde las palabras ni desde las imágenes, mas las fotografías de Andrés dejan estimar que la pluralidad, la hondura y la belleza de la que no nos fatigamos de charlar quienes allí estuvimos no son fruto de una ilusión colectiva, sino más bien la constatación de que aquella mañana sucedió un evento histórico en la tauromaquia.