Historia de los museos en españa. 2.ª edición, revisada y ampliada

Portada de Historia de los museos en españa. 2.ª edición, revisada y ampliada

Sinopsis de Historia de los museos en españa. 2.ª edición, revisada y ampliada



Todavía el da de hoy, al publicarse la segunda edición de este libro (revisada y muy ampliada), prosigue siendo cierto lo que ya se advirtió cuando se redactó hace diez años: que, habiendo experimentado el museo una expansión tan espléndida, habiéndose transformado en un sitio de excelencia de nuestra vida colectiva, de tan alto valor simbólico, en cambio, el conocimiento de su historia en nuestro país sufre un olvido persistente y tambin incomprensible. Más aún tratndose de una institución tan definitiva en nuestra cultura visual, en la historia de la ciencia y de las ideas, en la construcción de la sensibilidad y el gusto, en la elaboración de nuestra memoria histórica o bien, aun, en la comprensión de la relación que los hombres entablan con los objetos. La obra que presentamos trata de ofrecer una visión de conjunto sobre la gestación, la evolución histórica y las variedades del fenómeno museo en España, de sus fases más señaladas —desde la aparición de los tesoros más recónditos de las primitivas ermitas cristianas hasta las formas más ultramodernas de la España contemporánea—, de sus logros, especificidades y extraezas, de las primordiales fundaciones nacionales y de otras modestas o bien olvidadas y de los captulos más refulgentes o bien críticos de su milenaria existencia, centrándose en los 2 últimos siglos, periodo de invención y promuevo del museo como establecimiento público. Para explicar la autntica significación del museo en nuestra cultura, el texto integra diferentes planos del análisis histórico —mentales, artísticos, financieros, políticos, disciplinares, antropológicos—, que incluyen desde su evolución «intelectual» hasta la secuencia cronológica de la aparición de las diferentes tipologías y especialidades, pasando por su historia administrativa y jurídica, la estética de la presentación, los modelos arquitectónicos, el tratamiento de las compilaciones, los cambios en la personalidad de sus creadores o bien en el perfil de sus profesionales o bien su recepción social y las formas de su relación con el visitante. Puesto que, pese a parecer un sitio permanente y seguro, el museo ha sido siempre y en toda circunstancia un espacio inestable y complejo, en muy frecuente reinvención, sometido a continuas polémicas, construido en todos y cada ciclo histórico sobre un tejido de prácticas sociales, intereses del poder, ideas sobre el conocimiento y expresiones de la subjetividad. Además, pues el museo es una institución fundamentalmente internacional, se ha anotado la experiencia nacional en la trama de la historia museística europea y americana, más aún teniendo presente las lagunas del lector español por lo que respecta a las grandes líneas históricas del coleccionismo y del museo en un plano mundial. Si bien, evidentemente, el foco primordial se plantea alumbrar la personalidad con que los establecimientos españoles han cuajado su historia.