Guía de un astronauta para vivir en la tierra

Sinopsis de Guía de un astronauta para vivir en la tierra



Lo que viajar al espacio me enseñó sobre el ingenio, la determinación y cómo estar listo para todo.’ Cnel. Chris Hadfield

El coronel Chris Hadfield ha pasado prácticamente 4 mil horas en el espacio. A lo largo de ese tiempo ha irrumpido en una estación espacial valiéndose de una navaja suiza, se ha deshecho de una víbora viva mientras que conducía un avión y se ha quedado momentáneamente ciego mientras que se aferraba al exterior de una nave espacial en órbita. El secreto del éxito del coronel Hadfield, y de su supervivencia, es una filosofía nada usual aprendida en la NASA: prepararse para lo peor… y gozar cada momento de ello.

En Guía de un astronauta para vivir en la Tierra, Hadfield hace una descripción meticulosa de los años dedicados a entrenarse y a explorar el espacio, con la intención de enseñar cómo hacer posible lo imposible. A través de historias reveladoras que transmiten toda la emoción del instante de un lanzamiento, la fantástica fascinación de los paseos espaciales y la sangre fría indispensable en los instantes críticos, Hadfield explica el modo perfecto en que el saber usual puede suponer un obstáculo para lograr los logros… y la dicha.

Quizá jamás sea capaz de fabricar un robot, conducir una nave espacial, crear un vídeo musical o bien hacer una operación quirúrgica en condiciones de ingravidez, como el coronel Hadfield, mas las vívidas y refrescantes percepciones de este le enseñarán a meditar como un astronauta y cambiarán por completo la forma en que concibe la vida en la Tierra… sobre todo la suya propia.

Opiniones:

‘Houston, tenemos una superestrella.’ Washington Post

‘Puede que desde las misiones Apolo Hadfield haya hecho más que cualquier otro astronauta para convertir la imagen de la exploración del espacio… Pocas veces este ha semejado tan próximo o bien el planeta más asombroso’. The Telegraph

‘Hadfield ha hecho una contribución al programa espacial que va mucho más allá de los ensayos que supervisó en el espacio y de la fácil labor consistente en asistir a que el vehículo –del tamaño de un campo de fútbol– prosiga en órbita… Aplausos para Hadfield por ser tan brillante’. Time