Física de lo imposible: ¿podremos ser invisibles, viajar en el tiempo y teletransportarnos?

Portada de Física de lo imposible: ¿podremos ser invisibles, viajar en el tiempo y teletransportarnos?

Sinopsis de Física de lo imposible: ¿podremos ser invisibles, viajar en el tiempo y teletransportarnos?



¿Hasta qué punto los ingenios de la ciencia ficción que el da de hoy consideramos imposibles pueden ser frecuentes en el futuro?

Teletransporte, máquinas del tiempo, campos de fuerza y naves intergalácticas: ¿materia de ciencia ficción o bien tecnologías potencialmente libres en el futuro? Inspirado por los mundos fantásticos de H.G. Wells, Star Trek o bien La guerra de las galaxias, el reputado físico teórico y divulgador Michio Kaku lanza una mirada inteligente, seria y con frecuencia sorprendente a lo que nuestra actual comprensión de las leyes del cosmos nos deja atisbar en el futuro.

Un alucinante viaje por mundos hasta el momento solo soñados por la ciencia ficción, que ofrece nuevos desafos a las próximas generaciones de científicos capaces de retar las imposibilidades de nuestro tiempo.

Reseñas:

«Física de lo imposible trata de explicar por qué ciertas visiones del futuro podrían llegar a efectuarse al tiempo que otras seguramente permanecerán más allá de los límites de lo posible […] La ciencia ficción explora frecuentemente estas cuestiones; la ciencia en cambio contina muda en este punto. El trabajo de Kaku ayuda a ocupar un vacío.»
The Economist

«Aquello que muchos consideran un vuelo de la imaginación se está materializando merced a recientes descubrimientos científicos, que van desde tímidos progresos en teletransporte hasta la creación de pequeñas cantidades de antimateria y transmisiones más rápidas que la velocidad de la luz. Kaku prueba que en los fantsticos mundos de la ciencia las cosas imposibles suceden diariamente.»
Publishers Weekly

«Pocos físicos teóricos se plantearían explorar ciertas de estas posibles imposibilidades, y hay que felicitar a Kaku por hacerlo. Es un genial estímulo intelectual.»
Los Angeles Times