Escuchando a the doors (2012)

Portada de Escuchando a the doors (2012)

Sinopsis de Escuchando a the doors (2012)



A lo largo de su vida, Greil Marcus, de los mejores pensadores vivos de la cultura popular, ha escuchado a The Doors, la banda dirigida por el carismático y obscuro Jim Morrison, que, en solo 5 años (mil novecientos sesenta y siete-mil novecientos setenta y uno), grabó ciertas mejores canciones de la historia del rock. Con su estilo radical y también inconfundible, Marcus trasciende la atenta escucha de las canciones de la banda —no solo las versiones de sus temas más conocidos, sino más bien también las que interpretaron en riguroso directo, donde la banda solía reinventar su repertorio— y proyecta una de las miradas más inteligentes y refulgentes sobre el legado cultural de la década de los sesenta. Además de los instantes definitivos de la historia de la banda, Greil Marcus convoca ciertas manifestaciones artísticas clave y personalidades del imaginario colectivo de Norteamérica en un relato torrencial que, ante todo, rehúye el tópico de los sesenta como la década de la paz, el amor fraternal y la liberación, advirtiendo sus orificios negros y también momentos definitivos que la música de The Doors reveló mejor que absolutamente nadie. ESCUCHANDO A THE DOORS es también una lección magistral de crítica de cultura popular y de cómo la literatura y el pensamiento pueden abordar la divulgación musical. Para esto, Marcus da brida suelta a una prosa exuberante cuya finalidad no es venerar una música del pasado como objeto congelado en su tiempo, sino más bien todo lo contrario: enseñar cómo ciertas canciones y las ideas que estas vehiculan prosiguen actuales y que, por este motivo, es necesario que las prosigamos reclamando y escuchando.