El youtuber que llegó en patera

Portada de El youtuber que llegó en patera

Sinopsis de El youtuber que llegó en patera



«Si viene policía, hago el Santa Claus» cantaba Lory Money en su primer vídeo de YouTube. Era dos mil once. Había llegado a España en patera 5 años ya antes, desde Senegal. Cada mañana plantaba su manta llena de CD y DVD al lado del Mercado Central de Valencia. Bromeaba con los clientes del servicio, se reía de todo y de todos, también de sí mismo. Y cuando aparecía la autoridad salía corriendo con la mercancía al hombro. Como Pap Noel. Compartía la afición por el rap con su amigo Cris. Fue él quien le animó a reflejar su particular visión del mundo en letras de rap que luego los dos convertían en vídeos. Tenía flow. Más que flow: Lory se cayó de pequeño en una marmita de suaj, lo desprendía por todos y cada uno de los poros. ¡Suuuuuu! El planeta tenía que verlo. Y lo vio: en 2013 llegó Ola que agarra, su gran éxito. Tres millones de visitas en una semana. La insensatez. Los policías que lo detenían por no tener la documentación en regla acababan pidiéndole que cantase para ellos en comisaría. De ahí a reírse del Pequeño Nicolás, del «relaxing cup of café con leche» y de las Fallas solo había un paso. Había nacido Lory Money. Esta es su historia. Del top manta a monarca. Y no para: Lory prosigue componiendo vídeos y canciones con guasa sobre todo lo que sucede. Su misión es ponerles himnos a las tendencias. En estas páginas explica cómo lo hace.