El retratista. abril 1936

Portada de El retratista. abril 1936

Sinopsis de El retratista. abril 1936



El documental de Antoni Benaiges, el profesor que prometió el mar, junto a una de sus publicaciones especiales: El retratista. La escuela, la niñez y la libertad: «Un día vino un retratista a la Escuela. Quería sacar una fotografía de los niños…». La historia de una promesa truncada por la dictadura. Año escolar mil novecientos treinta y cuatro-mil novecientos treinta y cinco. El joven maestro catalán Antoni Benaiges es asignado a la escuela rural de Bañuelos de Bureba, una pequeña aldea de Burgos. Antonio tiene un objetivo a alcanzar: quiere enseñar a los niños a redactar y a ser libres. Cuenta con un método sencillo: la técnica Freinet, basada en la imprenta escolar, que el profesor A. decide poner a disposición de la libre fantasía de los niños del pueblo. El entusiasmo es grande, y los desenlaces sorprendentes. Bajo la supervisión del profesor, los niños llegan a imprimir cuadernos únicos, que son el espéculo infantil de la vida de un pueblo rural de España de los años treinta.   El profesor además activa un intenso intercambio de cuadernos escolares con otras escuelas de España y del extranjero, y los trabajos de los niños de Bañuelos llegan hasta Francia, Cuba y Argentina. Pero el sueño acaba pronto: en el julio de mil novecientos treinta y seis, en los primeros días de la guerra civil, A. Benaiges será fusilado y sepultado en una fosa común. Su memoria perdida y su legado pedagógico reaparecerán repentinamente 75 años más tarde, del otro lado del océano?