El golfista imparable. confíe en su mente y en su juego corto para lograr magníficos resultados (2013)

Portada de El golfista imparable. confíe en su mente y en su juego corto para lograr magníficos resultados (2013)

Sinopsis de El golfista imparable. confíe en su mente y en su juego corto para lograr magníficos resultados (2013)



El doctor Bob Rotella es el célebre psicólogo de golf de los mejores jugadores del planeta –ha ayudado a estrellas del golf como Keegan Bradley, Padraig Harrington y Darren Clark–, y ha ofrecido sus consejos a golfistas de todos y cada uno de los niveles en sus triunfantes libros El golf no es el juego de la perfección El golf es el juego de la confianza, entre otros muchos. En El golfista irrefrenable aborda el papel de la psique en el aspecto más difícil del golf: el juego corto. No es un secreto que más de 2 terceras unas partes de los golpes que da un golfista son golpes cortos: pats, chips y pitches. Los drives largos podrían cosechar aplausos, mas si un golfista desea ganar el Masters o bien sencillamente a un amigo en el partido del sábado por la mañana, son los pequeños golpes los que marcan la diferencia. Con todo, existen muchos jugadores que o no consiguen reconocer, o prefieren ignorar la relevancia del juego corto. En este libro el doctor Rotella aplica exactamente la misma sabiduría y experiencia que ha funcionado con clientes del servicio como Davis Love III y Graeme McDowell, para asistir a los golfistas a dominar este arte singular de los golpes cortos y suprimir todas y cada una de las frustraciones de este elemento tan desafiante del juego. El juego corto requiere expepcionales niveles de concentración, y provoca mucho miedo a los principantes y a los profesionales. En El golfista irrefrenable, el doctor Rotella enseña a los lectores a superar ese temor utilizando la psique para conseguir un estado de calma en el que solo hay un centro de atención: el hoyo. Rotella comparte historias de profesionales con los que ha trabajado y que han dominado el aspecto psicológico del pat y añade reglas y prácticas simples, mas duras de proseguir, que mejorarán el juego de cualquier golfista: continuar centrado en el propósito, visualizar el golpe, aplicar la rutina y admitir totalmente lo que le suceda a la bola de golf. Además de refererir sus experiencias con golfistas, el doctor Rotella también prueba que la ciencia de la memoria y el conocimiento del funcionamiento de la psique –sobre todo en aquellas áreas relacionadas con labores físicas– pueden progresar de manera notable el juego, singularmente el golpe de bunker, o bien al jugar un pat largo. Tanto para los golfistas eventuales para los de mayor dedicación, un juego corto mejor da uno de los placeres esenciales del golf; un placer que conocerán adiestrando la psique, lo que les permitirá transformarse en golfistas irrefrenables.