El desnudo. elementos de análisis visual

Portada de El desnudo. elementos de análisis visual

Sinopsis de El desnudo. elementos de análisis visual



El dibujo de la figura humana nos compromete a nosotros mismos, por completo: atañe a la emoción que sentimos frente al modelo mientras observamos sus características físicas y percibimos, alternándolos con los nuestros, sus estados de ánimo. Quizá, de forma semejante a lo que pasa en el “retrato”, y con valores aún más sutiles y profundos, observar el cuerpo de uno de nuestros semejantes provoca una especie de mirada también sobre su “fluir”interior y provoca prácticamente una reflexión o bien una “proyección”en él…No sorprende, por tanto, y es bien sabido, que desde los primeros balbuceos del sentir artístico y religioso la representación del cuerpo humano ha constituido uno de los temas más elevados y significativos. El desvisto identifica al hombre en su esencia, quizá con itinerarios diferentes en las civilizaciones de Occidente y en las orientales: en las primeras, por servirnos de un ejemplo, semeja surgir, como rasgo propio, la tensión en el análisis, en la descripción, en la anatomía y en la explicación de lo orgánico, en la composición entre “generalidad”e “individualidad”;en las segundas, al contrario, prevalece la atención por el fluir vital, por los indicios diluidos mas reveladores de los caracteres más íntimos y esenciales de las energías interiores. Giovanni Guglielmo Civardi nació en Milán el veintidos de julio de mil novecientos cuarenta y siete. Licenciado en Economía, estudió más tarde en la Capacitad de Medicina y en la Scuola del Nudo de la Accademia di Brera, y se dedicó al retrato y a la escultura. A lo largo de más de una década realizó ilustraciones para diarios, gacetas y cubiertas de libros. Organizó muestras personales de estatua y amplió sus estudios anatómicos a lo largo de usuales estancias en Francia y en Dinamarca. Desde hace muchos años dirige cursos de anatomía y de dibujo de la figura humana, y ha condensado su experiencia didáctica en abundantes libros, reeditados frecuentemente. La mayoría de ellos han sido traducidos a múltiples lenguas (inglés, francés, español, ruso, alemán, japonés, etc.). De dos mil once data el Bloc de notas de L., el más reciente de sus apuntes de viaje. En nuestros días vive y trabaja en Milán, Casteggio y Niza.