El bailarín y la danza

Portada de El bailarín y la danza

Sinopsis de El bailarín y la danza



El nombre de Merce Cunningham está socio al auge de la danza contemporánea, a todo cuanto hay en ella de renovador, enérgico y también inconformista. Desde su debut con la Martha Graham Dance Troupe en los años treinta y, en especial, tras la fundación de su compañía, Cunningham ha luchado por dotar a sus piezas de la máxima pureza privilegiando la elocuencia abstracta de un movimiento sin servidumbres externas y explotando las más extremas (en ocasiones casuales) posibilidades del color, la luz y el sonido. El bailarín y la danza es un extenso y también intenso retrato de un artista poseído por el genio de la vitalidad y poseedor de un sorprendente conocimiento teórico sobre el sinuoso recorrido de la coreografía a lo largo del siglo veinte. En esta emocionante conversación no sólo describe y examina en detalle sus obras, sino además nos revela los entresijos de sus colaboraciones con autores como John Cage, Robert Rauschenberg, Jasper Johns, Morris Graves, Frank Stella, Andy Warhol, Bruce Nauman o bien Robert Morris. Merce Cunningham (Centralia, Washington, mil novecientos diecinueve) se formó como bailarín en la mítica compañía de Martha Graham, donde actuó como solista entre mil novecientos treinta y nueve y mil novecientos cuarenta y cinco. Ese año asombró al público con la presentación de Mysterious Adventure, obra que da comienzo a su brillante trayectoria independiente y a una colaboración de prácticamente 5 décadas con el músico vanguardista John Cage. Su concepción del ballet como ejercicio basado en la pureza abstracta del movimiento y carente, por lo tanto, de referencias narrativas o bien sensibles se materializa en The Seasons (mil novecientos cuarenta y siete) y se desarrolla, con todo género de variaciones, en las doscientas piezas que ha creado desde ese momento. Entre ellas podríamos resaltar (arbitrariamente) Suite by Chance (mil novecientos cincuenta y dos), primera coreografía sostenida de forma «azarosa» sobre una composición electrónica, o bien Un jour ou deux (mil novecientos setenta y tres), montaje para el ballet de la Ópera de París con decorados de Jasper Johns. Su última obra, eyeSpace, fue estrenada en dos mil seis. Merce Cunningham ha recibido todos y cada uno de los premios imaginables.