Dios y los periódicos

Portada de Dios y los periódicos

Sinopsis de Dios y los periódicos



En las Sagradas Escrituras, Nicodemo era ese hombre que «iba a Jesús de noche», que se aproximaba para charlar con él en solitario. Semeja que su nombre le va como anillo al dedo: no sólo es entre los vigías de la noche, atento a lo que pueda ocurrir en el planeta convulso que habita, sino es católico; se considera un cristiano componente, esto es, está solo.La fe persuadida y bien fundamentada acostumbra a dejar solos a quienes la muestran. Mas, como Nicodemo, eso no les atemoriza y prosiguen meditando sobre el planeta que les circunda, y en el caso de Nicodemo, cómo deben tratar ciertos temas en su profesión.Con franqueza y sencillez, Nicodemo examina temas tan candentes como la violencia, el aborto, el divorcio o bien la eutanasia.