De profundis. balada de la cárcel de reading

Portada de De profundis. balada de la cárcel de reading

Sinopsis de De profundis. balada de la cárcel de reading



En mil ochocientos noventa y cinco O. Wilde (mil ochocientos cincuenta y cuatro-mil novecientos) está en la cima de su fama y de su popularidad. Todo cuanto hace semeja tocado por la varita del triunfo. No obstante, el proceso que ese año entabla por difamación contra el marqués de Queensberry a instancias del hijo de éste, Lord Alfred Douglas, Bosie –su joven amante–, se volverá en pocas semanas en contra suya, de manera que acabará condenado a prisión por homosexualidad, arruinado y rechazado por exactamente la misma sociedad que meses ya antes lo ovacionaba. Un poco antes de salir de la cárcel, en mil ochocientos noventa y siete, escribió “De profundis” –larga carta dirigida a Bosie en la que recuerda su relación y, si bien desengañado, se reafirma en sus sentimientos y en sus actos– y poco después, ya en libertad, la “Balada de la cárcel de Reading”, poema que sobrevuela la relación entre el amor y las convenciones sociales, entre la vida y la muerte.

Traducción de A. Agüero Herranz