Cal viva

Portada de Cal viva

Sinopsis de Cal viva



Un relato estremecedor: la verdad definitiva desde las entrañas de los GAL

Cuando se cumplen treinta años de la decisión del gobierno de Felipe González de luchar contra ETA con sus armas, Cal viva es el relato más visceral, descarnado y directo que jamás se había escrito de los crímenes de los GAL, a través del testimonio en primera persona de uno de sus protagonistas indiscutibles.

José Amedo revela al fin los detalles más minuciosos, hasta el momento desconocidos: cómo se urdió el homicidio de la ciudad de Santiago Brouard en el hotel Ercilla de Bilbao a lo largo del duelo por el miembro del Senado del Partido Socialista Obrero Español Enrique Casas, la colaboración de la policía francesa para acabar con el santuario de la banda en el sur de Francia o bien la conspiración que trenzó B. Garzón para vengarse del ninguneo que padeció a lo largo de su etapa en la política.

Mas no solo eso. En este libro, el exsubcomisario identifica con nombre y apellidos quién ordenó, quién planeó y quién ejecutó cada atentado, y desnuda el ánima de la guerra sucia respondiendo, entre otros muchos, los siguientes interrogantes:

• ¿Cómo pensaban los mercenarios y sus superiores?

• ¿Cómo se relacionaban?

• ¿Cuáles eran sus inquietudes?

• ¿Cuáles sus pasiones?

José Amedo Fouce (mil novecientos cuarenta y seis) nació en Lugo, mas pasó toda su niñez y juventud en Bilbao. Aprendió el manejo de las armas de su padre, campeón nacional de tiro con pistola, e ingresó en mil novecientos sesenta y ocho en la Policía, donde dedicó su vida profesional a los Servicios de Información en el País Vasco y a la lucha contra ETA, que intentó atentar contra él al menos en media docena de ocasiones.

Cuando el gobierno de Felipe González decide, en mil novecientos ochenta y tres, arrancar la guerra sucia, los responsables de esa estrategia política le encargan la coordinación de una red de colaboradores y mercenarios en el sur de Francia para cometer atentados, por ser el agente con mejores contactos. Nadie conoce como él el funcionamiento de los GAL.

Sentenciado a ciento ocho años de cárcel por su participación en esos hechos, ha pasado más de cuatro.000 días en prisión, mas entró en la historia de España cuando, forzado por las circunstancias, acusó en sede judicial y en una recordada entrevista en El Planeta a los mandos del Ministerio del Interior, provocando su condena y la caída del ejecutivo socialista tras 13 años en el poder.