Buenas noches y saludos cordiales

Portada de Buenas noches y saludos cordiales

Sinopsis de Buenas noches y saludos cordiales



José María García es quien crea el hábito de oír deporte en cama. No es solo que tenga muchos seguidores, es que logra que un programa que termina entrada la madrugada sea el de mayor audiencia. El estrellato que hoy da la radio al deporte es, sin duda, parte de su legado. Su popularidad e influencia llegan a hacer de él un líder de masas, capaz de marcar la agenda del país. Lo escuchan incluso quienes no sienten un particular interés por el deporte. Millones de oyentes esperan el instante en el que el locutor arranca el programa con su clásico: «Buenas noches y saludos cordiales». A partir de ahí, extraña es la velada en la que algún líder no es vapuleado y convertido, con su lenguaje particular, en chupóptero o bien abrazafarolas.
Mas la historia de García es también la de un hombre de su tiempo, una figura ligada a la Transición, protagonista en algunos de los instantes clave de la reciente historia de España, como el 23-F, una persona contradictoria, de filias y fobias, un periodista admirado y temido, alguien que intenta crear un imperio mediático y que, cuando cree tocarlo con los dedos, se ve traicionado por los políticos, un luchador nato que le gana la batalla al cáncer. Su vida no la había contado nadie. Hasta hoy.