Atlas del nuevo orden mundial (2004)

Portada de Atlas del nuevo orden mundial  (2004)

Sinopsis de Atlas del nuevo orden mundial (2004)



La crisis diplomática que precedió a la guerra de Irak fue precisa a fin de que se mostrara, de forma decidida, el unilateralismo de la administración Bush. Fue ésta una de las consecuencias de la hegemonía nacida tras la desaparición de la URSS, de la que los «halcones del Pentágono», aprovechando la conmoción ocasionada por la jornada del once de septiembre de dos mil uno, pretendieron sacar su ventaja. La sustitución del régimen de Sadam Husein, que constituía la auténtica finalidad de la guerra, representaba el paso inicial de un proclamado gran «proyecto» que aspiraba, tras la instauración de la democracia en Irak, a su promoción, por vía ejemplar, a todo Oriente Medio. Este atlas levanta un atestado del proyecto geopolítico en gestación de Washington y de sus repercusiones regionales y mundiales. Europa, o bien cuando menos una parte de ella, pudo, una vez más, contrastar su grado de desunión política y adquirir tardíamente conciencia de que no se habían extraído las conclusiones que se imponían tras el desmoronamiento de la Unión Soviética. El Atlas del Nuevo Orden Mundial se dirige al público que se interesa por las relaciones internacionales, y pone en patentiza las valoraciones políticas y las pretensiones tanto de las potencias regionales como de los actores no estatales de un planeta problemático en plena mutación.