Aquellas maravillosas series

Portada de Aquellas maravillosas series

Sinopsis de Aquellas maravillosas series



Si te preguntan quién dio la vuelta al planeta en 80 días y respondes «Willy Fogg»…

Si te piden que cantes estas palabras: «Quijote, S., Sancho, Quijote», y la música te sale sola…

Si recuerdas a Dylan (Sensación de vivir) o D. (V) como gente MUY sexy…

Si acabar como Las chicas de oro te semeja un plan de futuro bastante apetecible…

Si alguna vez (incluidas las últimas Navidades) les has pedido a los Reyes el Halcón Milenario…

ESTE ES EL LIBRO QUE ESTABAS ESPERANDO.

Un viaje cómico-nostálgico a las mejores escenas de tu infancia.

«Vemos series por el hecho de que vimos series. Somos adultos de tele por el hecho de que fuimos niños de tele. De una, 2 y hasta 3 horas al día. Y fuimos niños felices. Lo que echamos de menos de aquella época no es V o El equipo A. Es una mezcla de niñez, televisión y felicidad. De descubrimiento y maravilla.»
Alberto Rey