Años salvajes (2016)

Portada de Años salvajes  (2016)

Sinopsis de Años salvajes (2016)



Años salvajes nos habla de una obsesión, la de William Finnegan con el surf. Finnegan comenzó a hacer surf de pequeño en Hawái y California. En los años setenta, tras concluir sus estudios universitarios, su pasión le llevó a dejarlo todo y emprender un viaje iniciático por Samoa, Indonesia, Fiyi, Java, Australia y Sudáfrica. Este precario y singular viaje, por tierras cada vez más salvajes, y en el que múltiples veces estuvo al filo de la muerte, terminó llevándolo de vuelta a su país, donde se convertiría en un reconocido escritor y corresponsal de guerra. En E.U., a pesar de su nuevo trabajo, su pasión por las olas se sostiene intacta: continúa su búsqueda de la ola perfecta −la más grande, la más rápida, la más peligrosa− en la ciudad de San Francisco, la Costa Este o bien Madeira. Una búsqueda muy frecuente que es, también, la del sentido de su existencia. Premiado con el Premio Pulitzer dos mil dieciseis, Años salvajes es una alucinante historia de aventuras y una autobiografía literaria de primerísimo nivel. Es, además, y sin ningún género de dudas, el mejor libro sobre surf que se haya escrito jamás.