Amanece, que no es poco (2013)

Portada de Amanece, que no es poco (2013)

Sinopsis de Amanece, que no es poco (2013)



Reunimos, para empleo y disfrute de fieles y neófitos, las piezas clave —inéditas— de una de las películas más festejadas del cine español: Amanece, que no es poco, de José Luis Cuerda. En estas páginas el lector puede hallar el jugosísimo proyecto inicial, el guión original (con escenas que no se llegaron a grabar o bien que no entraron en el montaje final) y las fotografías del rodaje, todo aliñado con un prólogo y un magnífico anecdotario redactado por José Luis Cuerda para la ocasión. La suma de estos elememtos hace que cualquier fan —presente o bien futuro— de Amanece, que no es poco goce con este libro, un tanto más, si cabe, que con la película. * Semeja lo habitual y es lo jamás visto: un joven ingeniero español, maestro de la Universidad de Oklahoma, vuelve a España para gozar de su año sabático. Su padre le ha comprado una motocicleta con sidecar para efectuar viajes de placer los 2 juntos. Padre y también hijo llegan a un pueblo de montaña, muy oculto. El pueblo semeja vacío, mas no lo está. Lo que pasa es que sus vecinos, menos el negro Ngé Ndomo, han ido a misa. Que todos y cada uno de los habitantes del pueblo vayan a misa todos y cada uno de los días del año es lo frecuente. El sacerdote se da tal maña con la ceremonia que no hay leal que desee perderse el espectáculo. Mas no es esta la única particularidad del pueblo. La Guarda Civil, sin ir más lejos, candela por el orden con fenomenal meticulosidad: los borrachos tienen que tomar su alcohol preferido, de uno en uno y hasta la ebriedad absoluta, los amantes tienen que disfrutar en los coitos por igual, los criminales deberán confesarse y poner en paz su ánima ya antes de entregarse a las autoridades terrenas… En el pueblo se festejan elecciones generales cada año, y en ellas se escogen, por estricta votación, los cargos de regidor, cura, profesor, puta, marimacho en período de prueba y 6 adúlteras.