Alcasser, gris plata

Sinopsis de Alcasser, gris plata



A fines de mil novecientos noventa y dos, con una autorización del Ministerio de Interior español; Joaquín Castaneda y su equipo se presentan en un pueblo de la región de Levante para recabar información sobre las investigaciones llevadas a cabo por la Guarda Civil, en la desaparición de 3 niñas. Según la documentación que entregan, dicha investigación formará una parte de una investigación criminológico que efectúa su fundación. Transcurren más de setenta días de penosa búsqueda, en los que supervisarán los interrogatorios, los rastrillajes, las pesquisas; siendo testigos de la frustración por carencia de resultados, y el regresar a iniciar de los efectivos policiales. El veintisiete de enero de mil novecientos noventa y tres, unos labradores hallan lo que semeja ser una fosa con un cadáver semienterrado. Es el sepulcro que los asesinos escogieron para las adolescentes… Las autoridades viven la sofocación de hallar sin vida a quienes procuraban con prisa, y en ciertos casos, ilusión de encontrarlas vivas. La gran cantidad de pruebas en el escenario del enterramiento y el resultado de las necropsias, desvela que no ha sido un crimen frecuente: amputaciones de dedos y pezón, cruces de Caravaca introducidas en los genitales, estigmas en las manos, quemaduras, extracciones bucales, decapitación; y un sin fin de detalles siniestros que el extenso informe no cesa de contar. Es entonces cuando al equipo de Castaneda se le confirma desde las sombras, que éste sí es un caso más, mas de los que acostumbran a investigar. Y es así que empieza su cacería de los responsables. Una cruzada al lado de la ley, donde la Justicia no llega; detrás de los tejidos de las sectas satánicas que integran hombres y mujeres de altas clases sociales. Mientras que, la Guarda Civil procura no ser aplastada por la presión mediática, desarrollando una investigación agobiada. Castaneda avanza por exactamente las mismas sombras que recibe sus órdenes y recorren los asesinos. Como lo ha hecho siempre: haciendo Justicia en la Tierra… Si bien esta vez, es posible que acaben siendo presa de su cacería.