Al otro extremo de la correa

Portada de Al otro extremo de la correa

Sinopsis de Al otro extremo de la correa



¿Cómo es posible que su can se siente con toda parsimonia cuando le está pidiendo exactamente que acuda a toda prisa? ¿Por qué ladra todavía más fuerte cuando usted le dice que deje de hacerlo («calla, calla, ¡CÁLLATE!»)? ¿Por qué será que le mira con esa cara de sufrida resignación cuando usted le está felicitando con efusivos abrazos?