Aeroplano – 1972: a 40 años de la tragedia de los andes

Portada de Aeroplano – 1972: a 40 años de la tragedia de los andes

Sinopsis de Aeroplano – 1972: a 40 años de la tragedia de los andes



DESCRIPCIÓN DEL ARTÍCULO

Con motivo de cumplirse estos días, cuarenta años desde La Tragedia de Los Andes, ocurrida el Viernes 13 de Octubre de 1972; en este articulo de 83 páginas, 23,000 palabras y 24 ilustraciones (color); el autor repasa sus propios recuerdos como conduzco y medico Patagónico, y medita sobre lo mucho publicado en la prensa mundial sobre aquel accidente aeronáutico.

¡Sin dudas fue ese, entre los accidentes aéreos más comentados en la historia de la aviación civil. – No tanto por el accidente del aeroplano en sí, ni por la cantidad de pasajeros y tripulantes a bordo de un avión de la Fuerza Aérea Uruguaya, técnicamente limitado, con techo máximo de 6700 metros, con picos de siete.000 metros de elevación como el Aconcagua interpuesto en su ruta; avión incapaz de sobrevolar una de las cordilleras más altas del planeta, con lo que debía atravesarla; sino ms bien por el hecho de que más de dos meses y medio después de haberse dado por fallecidos a todos; aparecieron dieciseis sobrevivientes en relativo buen estado de salud. Ese fue el motivo de sorprendo del planeta! ¿Cómo pudieron sobrevivir tanto tiempo en la nieve, sin agua ni comida? ¡Los sobrevivientes nunca lo escondieron! Tomaron la decisión grupal de sobrevivir practicando necrofágia.

Pero ese no es el tema de este artículo. – Con frio argumento medico y aeronáutico, el autor descubre que en estos cuarenta años transcurridos, hay un silencio injusto. La necrofagia acaparó toda la atención, y nadie recordó el drama de los pobres tripulantes, al punto que en una reciente conferencia titulada “La Fila 9” entre los sobrevivientes comentó que para sobrevivir, el factor “suerte” es fundamental y terminó diciendo “No todos tienen la fortuna de viajar de La Fila nueve en adelante…El Capitán, el Copiloto y el Navegante viajaban por delante de la fila 9 y ninguno sobrevivió! –

“El Hombre No Fue Creado Para Volar” mantiene el autor; y en forma simple, y cándida, va explicando las limitaciones anatómicas y fisiológicas que el Creador le impuso; y como, con la inteligencia –que si le dió- ha ido creando instrumentos para reemplazar los sentidos singulares que no tiene.

Dice: son asombrosos los adelantos científicos y técnicos logrados en estos últimos 40 años, tanto en la industria aeronáutica como en la medico/hospitalaria, pero advierte que si en vez de ponerlos al servicio del liderazgo humano responsable, continua la tendencia de subordinar al humano a la “endio dlares americanos ada tecnología”, vamos a ver más accidentes terribles de los que pocos hablan, y los deben hacerlo, o bien no dicen la verdad, o bien la dicen tan incompleta que es peor que nada.

Termina insinuando que en dependencia de los comentarios que reciba sobre este articulo, “podría” publicar en Kindle, lo que ya bulle en su cabeza sobre accidentes recientes mucho más terribles que aquel de hace 40 años.